Contacto

Dirección: Leandro N. Alem 1065.

Teléfono: 2901 433554.

Celular/WhatsApp: 2901649424.

E-mail: info@comslar.com

Ushuaia, Tierra del Fuego, Arg.

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono LinkedIn
  • Blanco Icono de YouTube
  • Twitter Icono blanco

© 2020 hecho por Grupo Comslar.

Un edificio con historia: ¿Cómo surgió Lirios?

En una entrevista con el Arquitecto de Comslar, decidimos poder tener un registro de los orígenes del proyecto Torre Lirios II, buscamos conocer más detalles de los inicios de esta obra que hoy es un sueño en concreto. Muy pronto se entregará la llave y queremos compartir con ustedes parte del proceso interno que permite descubrir cómo se trabaja cuando ingresa un proyecto a nuestra empresa.


Nos gustaría que puedas compartir cómo fue el proceso de negociación y el inicio del proyecto Lirios. La negociación, las ideas, las propuestas que surgieron.

El primer contacto obviamente lo maneja Javier. El cliente muchas veces tiene el terreno, dispone de su propiedad, pero no cuenta con los recursos necesarios, tiempo, o dinero para construir.

La idea de brindar nuestros servicios inmobiliarios es dar oportunidades, tomando el terreno y ofrecer al cliente lo que necesite, ya sea dinero más algún vehículo, el pago en efectivo de lo que vale el terreno, o entregarle un activo (en este caso una vivienda, dos o más, de acuerdo al costo en base a la superficie del terreno).

Toda la parte de organización, y negociación de lo que se construirá es una tarea realizada por el departamento comercial. Ya definido eso, cuando los requerimientos del cliente cierran, entonces el proyecto pasa al departamento de diseño.

En el caso particular de Lirios II lo que se tuvo en cuenta fue la ubicación, que se orienta en parte para el canal. También aprovechamos que en su lateral se emplaza una pasarela, dando la oportunidad de abrir ese lateral y hacia el lado del canal, generando vistas increíbles. Más la vista a las montañas en el frente. Teníamos tres frentes libres y la idea del proyecto fue abrir en tres alas.

Siempre en la parte del frente generar la mayor cantidad de características que resalten al proyecto. Como en este caso la iluminación. Buscando darle características que destaquen y lo hagan un edificio único e icónico. Las otras dos caras que dan a la pasarela que está al lateral, que tiene una altura considerable, nos da la posibilidad de escalonar, generar la mayor cantidad de vista en esos dos ángulos.

En cuanto al edificio, buscamos que se vea desde varios ángulos y que la luminaria led lo vuelva un edificio tan vistoso como lo es de día dónde se puede apreciar su intenso color naranja.


Qué significaba volver a construir una obra de gran magnitud después de la entrega de llaves en Malvinas I, Malvinas III y los dúplex. ¿Lirios iba a ser diferente? ¿Representaba todo un desafío? ¿Por qué?

Malvinas se construyó en diferentes etapas, por un lado el edificio, y por el otro lado los dúplex; y en Lirios la obra se concreta en una sola etapa, construcción ininterrumpida, que por sus dimensiones lo superó.

Marcando esa diferencia fue un desafío bastante grande y más que nada en la primera parte de generarle al edificio los ángulos, de lograr aprovechar el hermoso paisaje de Ushuaia, de generar unidades luminosas.


Cómo se define un proyecto respecto a lo que ofrece. ¿Por qué construir unidades monoambientes o de un dormitorio, dos o más? ¿Cuál es la variable que se sigue para determinar el proyecto?

Más que nada eso lo determina la ciudad o el lugar dónde se está emplazando. En este caso, Ushuaia tiene una plaza hotelera bastante grande. Muchísimas personas que ingresan a la ciudad como turistas, por eso se generan monoambientes y departamentos de un dormitorio. Como así también la problemática de la falta de viviendas por ahí generar unidades en menor superficie de 2 y 3 dormitorios.


Qué desafío significó para vos modificar el proyecto y proponer uno nuevo. ¿Es normal que en el proceso vayan mutando las ideas y las propuestas?

Esta situación pasa siempre, existe una frase de Miguel Ángel que dice que “un proyecto no está definido de entrada sino que va mutando a medida que cambia el pensamiento”.

A veces arrancamos con una manera de pensar y por ahí en una semana nos dimos cuenta que había que modificar algo, de esa manera también ocurre con el diseño. Por ahí uno lo tiene definido, o en la semana viste algo, te diste cuenta de algo o hay alguna característica que lo va a mejorar.


¿Por qué deciden llamar a los proyectos por ese nombre?

Porque destacan el nombre del lugar dónde está emplazado. Ushuaia es una localidad que está en crecimiento y muchos habitantes aún nos manejamos por referencias desconociendo el nombre de las calles.

Poner al edificio el nombre de Torre Lirios pone en valor el nombre de la calle, permitiendo conocer mejor nuestra ciudad y que ayude a orientarnos o guiarnos brindando un punto de referencia arquitectónico donde antes no lo había.

44 vistas