Paisaje y calidad de vida


Muchas veces al comprar una propiedad, simplemente nos centramos en los detalles estructurales, dimensiones, materiales, diseño, localización. Y no ponemos en valor la vista. ¿Es realmente importante? ¿Cuáles son los beneficios que aporta? En esta nota de blog te invitamos a descubrir el impacto que tiene un paisaje en la calidad de vida de las personas.


El entorno de un departamento no es sólo lo que lo rodea, sino también la vista con la que cuenta. La armonía de la casa, la limpieza y su atractivo se verá incrementada si desde la ventana podemos ver una imagen que fortalezca esta idea.


El paisaje que nos puede ofrecer nuestro hogar, es un elemento que influye en nuestra salud. Sumergirnos en una postal en la vida real, representa un gran beneficio físico, psicológico y emocional.


Una hermosa vista disminuye los niveles de estrés y ansiedad de las personas, mejora la concentración, la memoria, nos desconecta de la rutina reduciendo la presión sanguínea, aumenta la amplitud de las ondas cerebrales de tipo alfa y reduce la tensión muscular. También cuida nuestra vista, ya que al realizar una pausa y disfrutar de un paisaje evitaremos el exceso de fatiga que causa a nuestros ojos estar tanto tiempo utilizando la visión de cerca.


Dedicar un tiempo a contemplar un espacio natural combate la depresión, producto de la reducción de cortisol. Además, mejora la calidad del sueño, mejora la autoestima y la capacidad cognitiva, incluso mejora la esperanza de vida.


Los paisajes altamente urbanizados, es decir, con una ausencia de la naturaleza, aumentan el estrés y desestabilizan nuestro equilibrio hormonal, llegando a ser un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardíacas y cardiovasculares, aumentando nuestra predisposición a estar de mal humor y perjudica nuestro descanso.


La preferencia humana por los paisajes de la naturaleza fue desarrollada por muchos especialistas, como Gordon Orians, Appleton, Rachel Kaplan y más, destacamos el biólogo de Harvard, Edward O. Wilson, que postula la necesidad de la naturaleza en nuestro entorno es innata y que su origen se remonta a los lazos emocionales que nuestra especie habría desarrollado durante los miles de años de evolución viviendo inmerso en ella. Roger S. Ulrich, publicó un artículo en la revista Science, en la cual exploraba cómo las vistas que los pacientes de un hospital tienen desde su ventana pueden influir en su proceso de recuperación.


La sociedad Americana de Arquitectos del Paisaje, apoya la teoría de que apreciar un entorno donde se observa naturaleza influye incluso en el comportamiento de las personas, encontrando entonces personas más generosas, sociables y creativas.


Es común asimilar calidad de vida como un término de exclusividad política, o que necesariamente se limita sólo a contar con acceso a una vivienda con servicios e ingresos económicos. Lo cierto, es que la definición “calidad de vida” está directamente relacionada con el bienestar personal derivado de la satisfacción e insatisfacción con áreas que les interesa a una persona. La OMS nos dice que es “la percepción que un individuo tiene de su lugar en la existencia”. La calidad de vida se vincula entonces, con la calidad de paisaje que tenemos al alcance en donde vivimos, y todos los sentimientos que se despiertan cuando destinamos tiempo a contemplarlo.


En conclusión, debemos procurar al momento de iniciar el proceso de compra de una propiedad, la vista como un factor determinante a tener en cuenta, ya que puede mejorar la calidad de vida de sus futuros habitantes, teniendo así un efecto terapéutico de forma gratuita y sin efectos secundarios, beneficiando tanto a niños como adultos, dado que te ayudarán a ser más feliz.

19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Contacto

Dirección: Leandro N. Alem 1065.

Teléfono: 2901 433554.

Celular/WhatsApp: 2901649424.

E-mail: info@comslar.com

Ushuaia, Tierra del Fuego, Arg.

© 2021 hecho por Grupo Comslar.