¿Por qué es importante que una empresa constructora te brinde el final de obra y subdivisión?


La construcción de un proyecto lleva diversas fases o etapas, desde el diseño de un proyecto, pasando por la planificación, contratación de personal, ejecución y varias otras, concluyendo con el trámite administrativo que se denomina final de obra.


Este documento es de suma importancia puesto que es la culminación administrativa del trabajo físico realizado, mientras que posibilita a un segundo trámite que es la subdivisión. Que genera la creación de las unidades funcionales para su entrega a los respectivos propietarios.


¿Qué es el final de obra?


Desde el comienzo de un proyecto, la idea, la negociación, el diseño, las correcciones y todo el proceso que tiene se ve culminado con la finalización de la obra. Es el momento en que se puede apreciar la tarea cumplida, a nivel técnico. A nivel administrativo, corresponde tramitar el certificado de final de obra, es la etapa en la que el Municipio certifica que los planos presentados y aprobados, se condicen con la obra ejecutada, verificándose de esta forma el cumplimiento de la normativa actual en vigencia.


La obtención de este certificado le permite a la empresa constructora, si se trata de una vivienda multifamiliar, proceder a la subdivisión en propiedad horizontal (PH) y en consecuencia a la creación de las diferentes unidades funcionales, logrando así la finalización total del proyecto.


En el caso de una obra particular, ya sea la construcción de unidades o ampliación, el final de obra es un certificado que acredita de forma fehaciente que los trabajos han finalizado cumplimentando al 100% lo explicito en los planos. El documento actúa como garantía para dar vía libre a que un determinado inmueble pueda ser habitado, y por su carácter legal debe ser certificado por profesionales matriculados y que hayan sido declarados en el expediente municipal como encargados de la dirección de obra.

Lo más importante para obtenerlo es que la obra está efectivamente finalizada. Es decir, que garantiza que todos los procesos visibles, y aquellos que por ahí no son tan obvios para un propietario han finalizado. Dejando la tranquilidad de que se encuentra en una propiedad óptima para ser habitada.


Contar con los papeles correspondientes en los tiempos exactos, te permite poder hacer futuras modificaciones, de manera cómoda y segura por tener todos los papeles al día. Es prever y evitar futuros problemas.


Al contar con el final de obra, la responsabilidad también queda vinculada al responsable de la dirección de la obra. El papel no es sólo un documento técnico, sino que permite la habitabilidad, concediéndole el status jurídico del derecho real de propiedad puesto que permite utilizarla, disponer de ella y percibir sus frutos.


El final de obra es un documento que no muchas empresas lo otorgan en la venta de unidades. El procedimiento para obtenerlo de forma independiente podría ser costoso si se cambia de profesional, además de llevar tiempo, ya que la persona a cargo deberá corroborar todo el trabajo realizado y comparar con los planos.


En Comslar S.A. cada proyecto que se comercializa, incluye dentro del valor final este documento, para brindarle la tranquilidad a cada propietario de que hemos realizado todos los pasos, de principio a fin en el diseño, proyección y ejecución de la obra, volviendo más placentero el proceso de la compra y brindando una mayor seguridad en la concreción de sus sueños.


¿Qué es la Subdivisión?


Es la realización y posterior aprobación del plano de mensura de división en Propiedad Horizontal (PH). La misma sólo puede realizarse una vez obtenido el final de obra, entonces es en el plano de subdivisión donde se refleja detalladamente los metros cuadrados correspondientes a cada unidad funcional, los límites de cada propiedad con sus debidas superficies y notas detalladas que forman parte del reglamento de copropiedad.


En este régimen de PH, nos encontramos con sitios donde convergen espacios comunes y espacios privados que son parte del edificio de manera necesaria como la entrada, el hall o sector de recepción, pasillos, escaleras, ascensores. Obteniendo a detalle qué es lo que me pertenece y qué espacio comparto con otros.


Esta subdivisión es la llamada afectación a la propiedad horizontal (PH) ante Ley 13512, que figura en el nuevo Código Civil y Comercial de nuestro país.


El trámite se presenta en la Dirección Provincial de Catastro Provincial y requiere como requisito previo el visado Municipal, de aprobación de planos municipal, mensura y confección de planos de subdivisión por PH, registro de legajo parcelario para dar comienzo con el plazo para realizar el Reglamento de Copropiedad ante Escribano Público, dando inicio con su inscripción de la afectación al régimen de Propiedad Horizontal y la separación de Partidas y Servicios.


Existen edificaciones que no cumplen con los requisitos de contar con una independencia funcional y un acceso a la vía pública, o construcciones clandestinas que no se ajustan a las reglas y las mismas no podrán contar con estos documentos.


Recordando que su importancia radica principalmente en que ambos son necesarios para proceder con la escrituración, lo que será el instrumento público imprescindible que necesiten los propietarios ya que otros documentos no aseguran que finalmente se adquiera lo que se pagó. Si te interesa conocer más sobre la escritura de una propiedad te invitamos a leer nuestra nota de blog https://www.comslar.com/post/garantia-en-la-compra-de-propiedades


Por último, cerrando ideas debes siempre tener presente que, al momento de iniciar una obra, o comprar, te recomendamos trabajar siempre con profesionales con experiencia, para volver mucho más sencilla cada etapa y evitar cualquier mal momento.

54 vistas0 comentarios

Contacto

Dirección: Leandro N. Alem 1065.

Teléfono: 2901 433554.

Celular/WhatsApp: 2901649424.

E-mail: info@comslar.com

Ushuaia, Tierra del Fuego, Arg.

© 2021 hecho por Grupo Comslar.