¿Qué gano si construyo con una empresa?


¡Hola! Seguramente escuchaste historias de conocidos que tuvieron muchos problemas en el proceso de construir una casa, cuando decidieron realizarlo de forma independiente. Al menos yo conozco casos de obras con errores constructivos, obras paralizadas o que avanzan muy lento (incluso más de 5 años); y también, ¿Quién no leyó alguna vez sobre personas fueron timadas? Perdiendo así todos sus ahorros.


Elegir con quién trabajar es un paso muy importante para minimizar los inconvenientes. Soy Francisco Coronel, asesor comercial de la empresa Comslar y nuevamente, me gustaría comentarte sobre las ventajas o beneficios de contratar una empresa para la construcción de un proyecto.


¿Es real y es posible la construcción de una casa de manera independiente?. Si, es totalmente cierta la oportunidad, pero no es nada fácil.


Cuando tenemos un problema lo mejor es resolverlo con un especialista. Construir una casa no es una situación muy diferente, lo mejor es dejárselo a los que saben. Es sólo cuestión de acercarte a una empresa de confianza, trabajar con ellos en la planificación de lo que estés buscando y que realicen un presupuesto adaptado a tu bolsillo, incluso algunas, te brindan diferentes modalidades de pago.

Los beneficios de contratar una empresa a la hora de construir son múltiples, que van desde menores costos en la compra de materiales, menor tiempo a la hora de finalizar la obra, garantías, hasta respaldo y soluciones a la hora de realizar el trabajo.

La situación ideal es la contratación de servicios privados, bajo la modalidad llave en mano, es decir, que al terminar los trabajos de obra, nuestra propiedad se encontrará lista para ser habitada. El tiempo de construcción puede optimizarse al máximo, planificando cada etapa, solamente debes tener en claro tus intereses: qué, cómo, cuándo y dónde.


Ya sea para la construcción de mi casa, la compra o venta, tercerizar el trabajo tiene muchísimas ventajas. No me gustaría que te pierdas estas oportunidades, por eso a continuación te detallo los beneficios:


Seguridad.

Trabajar con empresas significa vincular cada operación a grupos de profesionales que, además de saber lo que hacen, cuentan con trayectoria y experiencia para resolver cualquier asunto que pudiera suscitar en el proceso. Las empresas son entidades registradas, brindándote la confianza que los particulares no pueden garantizarte, y evitas ser victima de estafas.

Recordá siempre pedir referencias o asesorarte al momento de elegir con quién trabajar. Si lo haces con una empresa, las personas involucradas en la obra dependerán de la constructora y no directamente del cliente, liberándote de compromisos o responsabilidades legales.


Comunicación.

Siempre que contrates los servicios de una empresa es muy importante conocer todas las vías de comunicación que te ofrecen (teléfono fijo, celulares, atención personalizada en la oficina comercial, redes sociales como WhatsApp o incluso que estén activos en Facebook), para que sepas que están a tu servicio.

Al entender los procedimientos, las empresas dedicadas al rubro inmobiliario pueden explicarte el paso a paso en palabras sencillas a fin de hacer entender a cada cliente qué se debe hacer y cómo. Podes seguir los avances de obra ya que la información siempre estará a tu disposición.

La comunicación es constante, y tus decisiones tienen injerencia en la dirección del proyecto. Contás con libertad a la hora de elegir materiales, colores, diseño de muebles, detalles o modificaciones.


Comodidad.

La tranquilidad de ser escuchado y que especialistas puedan dar respuesta a tus necesidades, además de poder coordinar cualquier tipo de trabajo que necesite la vivienda, todo en un mismo lugar. Cuando trabajas con una empresa, ellos se encargan del papeleo. Podes ver avances de la obra desde las redes sociales, y que te comuniquen detalles con sólo levantar el teléfono.


Tiempos.

Encarar una obra particular requiere contar con mucho tiempo personal a disposición de los procesos que se deban ir realizando. Si se piensa hacer de manera particular estará por iniciar un largo proceso, que involucra definiciones de decisiones, presentaciones en los entes de regulación, habilitaciones, etapas de diseño y ejecución, tiempos de compras, contratación de mano de obra, charlas con cada profesionales a cargo de la dirección de obra o instalaciones, que no son momentos únicos, sino que forman parte de un ciclo que se repetirá hasta el final de obra que puede ser de meses hasta años.

Basta de perder tiempo en filas interminables, y realizar diferentes trámites, cuando otros pueden hacer esa tarea por vos.


Ahorro.

Construir de forma independiente no necesariamente es más económico. Muchas personas que quieren iniciar una obra presupuestan, pero ese valor no será fijo dado que no pueden adquirir todos los elementos en una sola compra por falta de dinero o falta de espacio para depositar los materiales, viéndose obligados a realizar compras por etapas, que deviene en compras cada vez más caras. Los precios sufren el impacto de aumentos con el paso del tiempo, pudiendo llegar a gastar hasta el doble o triple de lo que podría haber costado la obra.

Al trabajar con una empresa ellos se encargan de las operaciones comerciales, detallando previo a las compras cuáles son tus opciones, brindándome la libertad de poder elegir acorde a tus finanzas. También podés garantizar el control de tus gastos pautando el valor de las cuotas o incluso cancelando el total del valor sin que la inflación afecte tu inversión y debas pagar más.


Calidad.

El resultado final en las terminaciones es mucho mejor cuando la construcción queda en mano de especialistas, ya que cuenta con múltiples actores que intervienen y controlan cada detalle, y piensan en la funcionalidad de cada espacio tanto como en su estética. La calidad de una obra está determinada por los materiales utilizados, la correcta aplicación de las técnicas de construcción y el uso de las herramientas adecuadas.


Garantía.

Ante imperfecciones que pudieran surgir en la propiedad, la empresa se hace cargo de las refacciones ante cualquier eventualidad, ya que la empresa cuenta con más y mejores recursos para brindarte una pronta solución. También frente a demoras en los plazos los contratos establecen cláusulas que los obliga a pagarte una indemnización en caso de incumplimientos, beneficiando al cliente en cada panorama irregular.


En conclusión, en Grupo Comslar, mi trabajo consiste en poder acompañar el proceso de análisis de una posible compra, venta o inicio de inversión de un inmueble o terreno. Mi recomendación personal con respecto al inicio de trabajos de desarrollo inmobiliario es que hagas lo hagas, lo efectúes con una empresa registrada y con oficinas comerciales.


Contar con una empresa para la construcción de un hogar, significa tener un socio estratégico que te brinda la seguridad de que llegarás al objetivo buscado, tener tu casa. Y no sólo eso, sino el hecho de contar con información y acompañamiento del proceso, en manos de profesionales, empáticos y de confianza, trabajando pura y exclusivamente para que tu sueño se concrete.

sus 34 años de edad, es Técnico Superior en Comercio Exterior. Sumado a toda su experiencia como vendedor en varios rubros.

Nacido en San Miguel de Tucumán, vino a Ushuaia hace 2 años en búsqueda de progreso y nuevos desafíos. Se incorporó al Grupo hace 1 año y 3 meses.

23 vistas0 comentarios

Contacto

Dirección: Leandro N. Alem 1065.

Teléfono: 2901 433554.

Celular/WhatsApp: 2901649424.

E-mail: info@comslar.com

Ushuaia, Tierra del Fuego, Arg.

© 2021 hecho por Grupo Comslar.